domingo, 17 de abril de 2016

La respuesta de Ruby Rose a las que dicen volverse lesbianas por ella



La revista Galore Magazine ha entrevistado a la modelo y Dj Ruby Rose recientemente y no ha querido perder la oportunidad de preguntarle por algo que pasa a su alrededor: Las mujeres heterosexuales dicen volverse lesbianas cuando la ven. Incluso en las preguntas comunes de Google es infinita la búsqueda de “¿Soy lesbiana si me gusta Ruby Rose?”. De este hecho esta Ruby bien informada, ya que muchas autodefinidas heterosexuales le escriben a diario en sus redes sociales para asegurar que se harían lesbianas por ella.

Ver también “Todos los estilos de Ruby Rose. ¿Cuál prefieres?”


La Dj lo tiene claro. “Cuando la gente me dice que las vuelvo lesbianas, me río, porque no es ni siquiera una posibilidad. Es como si hiciera algo contra ellas en la mitad de la noche,como si entrase en su cerebro, pulsase el botón gay, me riese de forma maléfica y les dejara allí, lesbianas perdidas y solas en el mundo. Yo creo que es algo como “Encuentro buenorro a Channing Tatum?” ¡Si! ¿Podría volverme heterosexual por su culpa? La respuesta es no. Lo que me hace reír es que ahora mismo estoy soltera y no busco pareja (…) Estoy centrada en mi carrera. Pero es divertido cuánta gente me envía fotos o mensajes privados desde que salí en Orange is the new black, diciendo que son hetero pero tienen un flechazo conmigo. Seguro que si un día quedo para tomar un café con ellas, ellas se asustarán pensando si café quizá significa algo más (…) Simplemente creo que como seres humanos estamos atraídos por lo que no poseemos. Nos encanta la fantasía, por encima de la realidad, y a veces nos enamora la idea de una situación más que la situación en si misma. (…) Es curioso, ahora se me considera una IT GIRL, que es algo como el beso de la muerte. Entiendes lo que quiero decir? Es como estar de moda. Y algo que está de moda, tarde o temprano deja de estarlo. No es sano basar tu éxito personal en cosas externas, como la fama, la atención, la opinión o el dinero. Cuanto menos te definan esas cosas, mejor. Deja que tu pasión y tu trabajo hablen por ti. Mientras seas feliz con ello, es lo que importa”.

Fuente: AmbienteG