jueves, 18 de agosto de 2016

Carabinero denuncia acoso laboral por su orientación sexual

                                  
Funcionarios policiales asociaron públicamente la orientación sexual del cabo Hugo Alcalde con abusos que nunca existieron y lo incomunicaron durante un irregular procedimiento. Otros policías temen unirse civilmente con su pareja del mismo sexo.
Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el cabo Hugo Alcalde denunció hoy ser víctima de variados y graves acosos laborales en razón de su orientación sexual, tras contraer la unión civil con José Luis Valdés, el pasado 20 de abril.
“Voy a seguir en la institución. Esto no me detendrá, pero llamo a los responsables de los acosos a ponerse los pantalones y a dar la cara. Espero que la institución, que ya inició un sumario, sancione a los responsables de hechos que han afectado a mi pareja, a nuestras familias y a mi honra”, dijo Alcalde, convirtiéndose así en el primer uniformado en el ejercicio de su cargo en reportar este tipo de abusos.
El carabinero precisó que a sólo 20 días de contraer la unión civil con Valdés, un sujeto detenido por robo con intimidación lo acusó de haberle practicado sexo oral y de golpearlo con su revólver el pasado 10 de mayo, en la 18 Comisaría de Ñuñoa, denuncia descartada por pericas biológicas y genéticas, así como por las cámaras del recinto penal.
“El día de la denuncia me detuvieron durante horas en el mismo lugar donde trabajo, me incomunicaron y difundieron un mensaje a todos los carabineros del país, Whatsapp y Facebook, donde se comentaba la denuncia y se enfatizaba que yo me había unido civilmente con otro hombre. Misma información fue entregada a la prensa y mientras todos se enteraban, yo estaba detenido ¿Por qué asociar mi orientación sexual con una denuncia de abusos? ¿Por qué le dieron credibilidad a una denuncia que era fácilmente descartable?. Los responsables deben pagar por esto”, insistió Alcalde.
Valdés añadió que “esto ha sido un infierno. Yo no pude siquiera darle comida o alimento a mi pareja, que era tratado de detenido y estaba incomunicado. Se trató de un procedimiento irregular por donde se mire, pues ni siquiera correspondía detener a Hugo, Aquí hay acosos laborales homofóbicos. A Hugo le han robado en tres ocasiones la ropa y en una lo mandaron con short a la casa. La institución debe reguardar que estas cosas no ocurran”
“Espero que piensen en nosotros, en nuestras familias y apuren la sanción contra los responsables, porque ya han pasado meses desde que pedimos un sumario y nada. Temo además por represalias. Si ya hubo un montaje homofóbico, todo es posible. El delincuente que nos injurió vive cerca nuestro y los funcionarios que nos acosan e injurian con publicidad desde el anonimato, no dan cara. Tenemos mucha inseguridad”, redondeó Valdés.
El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, apuntó que “hemos recibido llamados de variadas parejas de carabineros que están literalmente aterradas por lo que sucedió a Hugo y José Luis. Temen unirse civilmente con alguien del mismo sexo, pues piensan que la misma institución les hará un montaje para desacreditarlos. Es por eso, que la sanción debe ser máxima y ejemplar.”.
Para Jiménez, “no basta con que el Alto Mando diga que no discrimina, mientras sus funcionarios siguen cometiendo abusos contra quienes tienen una orientación sexual o identidad de género distinta. Debe haber una actitud más diligente, rápida y que acompañe a los funcionarios que sufren abusos en manos de sus compañeros”.
Junto con valorar la valentía del carabinero Alcalde, el Movilh anunció que en estos momentos se preparan acciones legal contra “el delincuente que injurió al cabo. Y si no hay sanciones contra los policías responsables de acosar a Alcalde en razón de su orientación sexual, es claro que deberemos querellarnos también contra la institución”.
publicado en. http://www.movilh.cl/