jueves, 6 de octubre de 2016

El primero de muchos: Todo lo que sucedió en el Primer Congreso de Diversidad Sexual y Derechos Humanos en Argentina

Por Ferchuu Chaves  (*)
En el día de ayer se llevó a cabo el 1º Congreso de Diversidad Sexual y Derechos Humanos en Argentina. El encuentro  se realizò en la ciudad santafecina de Rosario, y Claudio Avruj, secretario de derechos humanos de la nación y Jorge Álvarez fueron quienes finalmente estuvieron a cargo de la apertura. El público presente fue totalmente heterogéneo. Miembros de los distintos ministerios relacionados a temàticas sociales, organizaciones civiles y activistas independientes colmaron el salón de la casa de gobierno provincial.
A lo largo de toda la jornada se trataron distintas temáticas relacionadas con la comunidad LGBTIQ  y por qué hablar de derechos humanos implica directamente hablar de derechos LGBTIQ. De eso se trató la primera mesa del día.  Esteban Paulón, Subsecretario de políticas de diversidad sexual en la provincia de santa fe, junto con Diego Borisonik, directo de políticas integrales de diversidad sexual de la nación, fueron quienes la llevaron adelante. Asimismo ellos fueron quienes, como parte de los distintos organizamos del estado, organizaron este evento.
“Todos los que estamos acá entendemos que cuando hablamos de derechos LGBTIQ  hablamos de derechos humanos. Pero todavía nos falta la transformación cultural y llegar a toda esa parte de la sociedad que todavía no lo entiende. Para eso está el estado, y estamos nosotros para garantizar que cuando se habla de políticas de diversidad sexual, se habla de políticas de estado”, enfatizó Borisonik durante la primera mesa del día.
Por su parte, Paulón recordó la primera reunión hace veinte años del Primer Encuentro Nacional de “las minorías sexuales”, en aquel momento, y aseguró que las leyes son puntos de partida y  no de llegada, en relación con el cambio que todavía falta en la sociedad Argentina que, aunque pertenece al país más vanguardista en relación a los derechos LGBTIQ, todavía está a años luz de aceptar completamente la diversidad sexual.
 La segunda mesa fue un tanto más accidentada que la primera. En el estrado estaba un representante del Ministerio de Justicia de la Nación, con la intención de presentar un programa llamado “Justo Vos”, el cual consiste en crear un espacio de diálogo institucional y ciudadano para la elaboración, implementación y evaluación de políticas para una Justicia con mayor participación vecinal. Pero la charla nunca llegó a su punto, ya que en medio distintas representantes del colectivo Trans que se encontraban presentes se sintieron ofendidas porque el funcionario hablaba solamente en masculino y, además,  expresaron su descontento con el Ministerio de Justicia por no atender sus denuncias.
Los desafíos de los organismos internacionales en materia de diversidad sexual se trataron en una mesa compuesta por distintos referentes de organismos internacionales como Marcelo Ferreyra, Coordinador para América Latina y el Caribe de la Iniciativa Global por los Derechos Humanos (IGDH); Nadhia Molina, Referente Titular de Argentina para REDLACTRANS y Coordinadora de la Región Centro de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA); Alberto Stella, Director de ONUSIDA para los países del Cono Sur y Caio Varela, Consultor del Departamento de Relaciones Institucionales del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), ellos realizaron un recorrido por la historia y las herramientas que proveen los organismos internacionales en materia de diversidad sexual. Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, Director Ejecutivo de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe (ILGALAC), expuso un informe realizado por dicha organización que señala la existencia de 40 países en el mundo que consideran la homosexualidad como un agravante en los delitos.
Cómo no podía ser de otra forma, Diana Sacayán estuvo presente durante toda la conferencia. Sottile, al finalizar su ponencia expresó: “Desde ILGALAC exigimos justicia por Diana Sacayán ¡Ya!”. Recordemos que Diana era Coordinadora del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), líder trans de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (Ilga), y colaboradora de la revista El Teje y el Suplemento Soy, y fue hallada asesinada en su casa un año atrás. Por su parte, militantes y activistas Trans levantaron carteles pidiendo justicia durante toda la jornada.
El problema de la invisibilización de la violencia y su justificación estuvo presente en manos de Mariela Labozzetta, Titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) del Ministerio Público Fiscal de la Procuración General de la Nación, quien habló desde el marco jurídico y de cómo la justicia debe incorporar un enfoque de género. De la mesa también participó Marcelo Suntheim, Prosecretario de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), quien aseguró que violencia y cultura son el eje central de la discusión en la Ley Antidiscriminatoria. Para cerrar el tema, María Eugenia Sarrias, de la organización Las Safinas, puso el foco en un tema que estuvo rondando todas las exposiciones: La no implementación del programa de Educación Sexual Integral (ESI). Al respecto, dijo: “Las escuelas no hablan de la ESI, pero las paredes hablan de sexo desde el insulto”, luego de mostrar un video hecho por alumnos en una escuela donde las paredes estaban plagadas de palabras que utilizaban el género para insultar.
Es casi imposible, imposible me atrevo a asegurar, hablar de diversidad sexual y derechos humanos sin hablar de identidad. Esa identidad, que en el concepto refiere a la circunstancia de ser una persona o cosa en concreto y no otra, determinada por un conjunto de rasgos o características que la diferencian de otras, y que en la realidad se hace persona en la vida de otras que luchan por encontrarla. “Mi nombre es Fabiana, soy una mujer sis, lesbiana, hasta hace poco era soltera. Soy hija de Marta y de Roberto, nieta de Deitania y Dionorio, de Adolfo y Rosa. Soy además…”, comenzó a enumerar Fabiana Fernández, Licenciada en Antropología, Miembro del Instituto Diana Sacayán, Docente de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, uno por uno los aspectos que conforman su Identidad. A su lado, Alan Otto Prieto, Presidente de la Asociación Capicúa y Activista Trans Masculino, quien además de contar su experiencia, no pudo dejar de lado uno de los motivos principales de su lucha: La reparación histórica Trans. “Ya no hay más tiempo, el tiempo de esperar a los que no entienden se terminó. El estado debe hacerse cargo de que nos dejaron fuera del sistema y empezar a actuar”, exigió.
Sin dudas, la niñez es un tema clave de discusión y que necesita de acción inmediata. Argentina, también es vanguardista en ese aspecto. En 2013, Luana fue la primera nena de 6 años en recibir un DNI acorde con su identidad de género auto percibida. Pero todavía quedan muchos desafíos por delante. Al respecto, expusieron Valeria Paván, Vicepresidenta y Coordinadora del Área de Salud de la CHA, Greta Pena, Presidenta de la Asociación 100 % Diversidad y Derechos y Flavia Massenzio, Coordinadora de la Defensoría LGBT de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaria de Asuntos Legales de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), quien denunció que el nuevo Código Civil de la Nacional coarta la triple filiación.
La última mesa se encargó de recorrer todos los puntos importantes de la historia de la comunidad LGBTIQ, con sus avances y retrocesos, mirando todo el camino que queda por andar. A cargo del recorrido estuvo María Rachid, Directora del Instituto Contra la Discriminación (ICD) de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaria General de la FALGBT, Legisladora MC de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, junto con Maximiliano Ferraro, Diputado de la Ciudad de Buenos Aires, quien remarcó una vez más: “De una vez por todas, a nivel nacional y provincial, debe establecerse la ley de cupo laboral trans como acto preparatorio a una población vulnerada en todos sus derechos”.
Para terminar la jornada, se subieron al escenario Marisa Frescó, Subsecretaria de Promoción de Derechos Humanos de la Nación y Jorge Giacosa, Ex miembro del Frente de Liberación Homosexual y ferviente defensor de los derechos humanos. El activista concluyó el encuentro destacando que se sentía muy emocionado por todos los avances realizados desde aquella primera reunión veinte años atrás, pero con lágrimas en los ojos expresó que no puede entender cómo un niño de 15 años puede suicidarse en una sociedad como la actual. “Hace cincuenta años yo pensaba en hacer lo mismo, no puede pasar esto hoy”, concluyó.
 Sin dudas, este primer congreso marca un punto de partida, un inicio que, en realidad comenzó 20 años atrás pero pone en la agenda actual, tanto argentina como internacional, los temas principales y de inmediata necesidad de tratamiento. Con exposiciones, debates y reclamos se llevó a cabo el primero de los muchos congresos que vendrán. “Esperamos que año a año podamos pensar en congresos con más días, con una mayor extensión de tiempo, con más tiempo para ciertos debates. Dimos el puntapié inicial, el resto queda todo por construir”, reflexionó finalmente Esteban Paulón.
 (*)  Estudiante de periodismo en TEA y guía del Centro Ana Frank Argentina. Amante de los libros y la escritura.
publicado en:  http://sinetiquetas.org/