jueves, 29 de diciembre de 2016

Aimée, (de “Aimée y Jaguar”) murió a los 92 años aun enamorada de Jaguar

Lilly ha sido la protagonista y testigo superviviente de la emocionante historia de amor entre una espía judía y una mujer nazi en la Segunda Guerra Mundial. La autora del libro “Aimée y Jaguar” basó su novela en la historia que le contó a propia voz esta mujer, y que luego fue acertadamente llevada al cine.

 Sorprendentemente Elisabeth Lilly Wust (foto izquierda) y la autora del libro no acabaron muy bien “¡Me presenta como una nazi histérica!”, llegó a afirmar Lilly (Aimée). Sin embargo ese libro y la posterior película la hicieron famosa y ella nunca se cansó de afirmar que siguió amando a Jaguar (Felice Schragehneim) por el resto de su vida “Para mí Felice siempre está cerca. Tengo una foto de ella en mi casa a la que cada día enciendo una vela y le escribo“.

Lilly ha fallecido con 92 años, tras una vida plena, pero en la que nunca dejó de echar de menos a su amor, Felice (Jaguar).



Que todos los intentos de Felice Schragenheim (foto izquierda) por salir de Alemania durante el nazismo fracasaran le llevó a vivir lo mejor y lo peor de su vida. Al ver imposible escapar, la resuelta Jaguar usó una identidad secreta, Felice Schrader, para trabajar en una publicación nazi de la que obtenía información que luego pasaba a la resistencia, y que ayudó a salvar la vida de muchos inocentes. Schragenheim siempre había sido una lesbiana visible, en una Alemania que seguía respirando la libertad de los años 20 justo cuando llegó el nazismo.   Fue precisamente a través de una de sus amantes, que trabajaba ocasionalmente de niñera en la casa de un oficial del ejército alemán que luchaba en la guerra, donde conoció a la que sería el amor de su vida y esposa de éste, Lilly, condecorada incluso por su contribución a la salud y regeneración de la “raza”.

El enamoramiento entre Schragenheim y Wust fue súbito e intenso. Muy poco tiempo después ya estaban viviendo juntas en una Alemania prácticamente con todos sus hombres destinados en la guerra. Las constantes ausencias de Felice debido a su labor llevaron a Lilly a unos celos incontenibles, que obligaron a la primera a explicarle su condición de judía y espía. Su amor siguió su camino, intacto ante sus diferencias incluso ideológicas, pero el 21 de agosto de 1943 Lilly fue detenida por la Gestapo tras un paseo con su amor por el lago Havel. (Foto inferior: Instantánea tomada el mismo día del arresto, por la mañana, en el propio lago). 
Todos los intentos de Lilly por liberar a su amada fueron infructuosos. Consiguió que le aseguraran que podrían mantener correspondencia pero ésta fue poca y censurada. Tal fue así que Lilly acudió en persona al campo de concentración de Theresienstadt, donde Felice estaba, pero nunca le permitieron verla. 
“Jaguar” era el apodo que desde el principio de la relación le había puesto Lilly, quien por su parte era “Aimée”. “Te quiero mucho. A ti, a tus padres y a los chicos, todo mi amor, Jaguar”, es una de las cartas de Felice a Lilly, de Jaguar a Aimée.
Tras su visita a aquel campo, Lilly le perdió la pista de Felice para siempre, y centró su esfuerzo y su dolor en rescatar a todas las personas posibles. Salvó la vida de otras tres judías, y durante décadas guardó el legado de Felice, una maleta llena de sus escritos y poemas, hasta que a los ochenta años reveló su historia a Erica Fischer, la autora de Aimée y Jaguar.

Lilly Wust murió en 2006 en Berlín, a los 92 años de edad, cumpliendo la promesa de entregar la maleta de Felice al Museo Judío de Berlín.
Fuente: elespanol.com
publicado en: http://www.mirales.es/