jueves, 15 de diciembre de 2016

Otro niño más se suicida tras sufrir bullying homófobo

por 
Hoy nos hacemos eco de una horrible noticia que ha tenido lugar en Australia, si bien sabemos que puede darse en cualquier lugar del planeta: el bullying. Recordemos que los jóvenes LGBT son especialmente proclives a sufrir bullying, violaciones y suicidiosUn joven de 13 años ha acabado con su vida tras años de acoso escolar continuado a manos de sus compañeros de clase porque al parecer, era demasiado afeminado. Su nombre era Tyrone Unswworth, un estudiante de séptimo curso en un insituto de Brisbane, Australia


Su propia madre ha declarado el infierno por el que pasó:


Él era un chico realmente femenino, le encantaba la moda, maquillarse… así que los niños siempre la tomaban con el, llamándole gay, maricón… esto sucedía desde que tenía 5 años. Tyrone quería ser veterinario o diseñador y le encantaba el refrán “sticks and stones may break my bones but words will never hurt me” – los palos y las piedras pueden dañarme, pero las palabras no – Pero obviamente, al final acabaron haciéndolo.

El instituto, como es costumbre en estos casos, ha enviado sus condolencias a la familia y se ha lavado las manos declarando no saber nada del tema, asegurando incluso que ni el propio niño ni su familia acudieron a solicitar ayuda al centro. Sin embargo, si que han declarado que tenían constancia de algún incidente acaecido en los alrededores del colegio. Qué comodo es mirar hacia otro lado y echar la culpa a la víctima.
Y es que Tyronne fue atacado con la estaca de una valla hace menos de un mes por un estudiante de su misma escuela. Fue tan violento que incluso acabó en el hospital, donde tuvo que ser sometido a cirugía de urgencia. Tyronne tenía tanto miedo que no quería volver a clase.
Numerosos personajes de la escena australiana se han hecho eco de la noticia en las redes sociales, con esperanzas de que de una vez por todas se proteja a los niños desde arriba – en los gobiernos – descendiendo hasta llegar a las aulas, con programas de educación y por supuesto, interviniendo y tomando cartas en el asunto hacia los acosadores.