lunes, 5 de diciembre de 2016

Una orden del Ministerio de Salud obliga a apartar los cadáveres con VIH.

por  littlebab                                                                     


El Ministro de Salud de Israel, Chevra Kadisha, ha enviado unas instrucciones sobre cómo enterrar los cuerpos de las personas fallecidas con VIH. Estos deben ser introducidos en una bolsa de plástico con una etiqueta informando del virus y trasladados en una ambulancia apartados de todo el personal sanitario. Además, en el caso de que no sean enterrados en hormigón deben ser enterrados en una tumba separada como mínimo por diez metros de distancia del resto de cuerpos.
La asociación Israeli AIDS task force ha dirigido una carta el ministro en la que se refieren a esta situación como insultante y el Ministerio ha respondido diciendo que todo es un error y que se envió como definitivo el borrador de un texto que estaban preparando sobre enfermedades como el ébola. Una versión un tanto extraña si tenemos en cuenta que el responsable del Departamento de Salud, Yaakov Litzman, es un ultra ortodoxo que ha comparado a la población LGTB con los pecadores que adoraban el becerro de oro”.

La situación ha salido a la luz después de que la familia de una joven fallecida con VIH denunciara que su cuerpo no ha recibido el mismo trato que los demás. El juez ha dictado sentencia y ha reconocido una indemnización de 7000 euros.