viernes, 17 de febrero de 2017

El amor de Vera y Victoria no tiene etiquetas (Fotos)

El amor lo puede todo. Es una frase que podría sonar cursi, pero Vera y Victoria son dos jóvenes se conocieron hace más de dos años y se enamoraron. Y confirmaron que el amor era más fuerte que todo. Le dieron la espalda a los prejuicios. Son dos mujeres que se aman, que se complementan, que caminan juntas y que no se esconden.
Vera es vegetariana, está terminando Filología Clásica y le fascinan los animales. Se siente mujer desde la infancia, pero hasta los 18 años no se lo confesó a su familia. Desde entonces, dejó de llamarse Bernardo y ese niño desapareció de su vida. Es activista y se siente orgullosa de su cuerpo. No tiene intención de someterse a ninguna cirugía. Defiende que la identidad sexual está en la cabeza de cada persona y que la reasignación genital es una decisión personal e individual. Así lo cuenta Mar Sáez, la fotógrafa y cómplice que decidió retratar la vida de Vera y Victoria
Victoria alterna trabajos temporales como camarera. “Es un torrente de vitalidad y adora que su pareja le sorprenda y le robe besos cuando menos lo espera”, relata Mar.
Vera y Victoria son dos jóvenes de 26 y 22 años llenas de sueños, anhelos, miedos e ilusiones. El proyecto fotográfico comenzó en 2012 como un diario visual. Cada encuentro con ellas era una nueva página. Para Mar, se trata de un retrato íntimo. Y las fotos que ahora forman un libro confirman cómo el amor también se puede tocar. 










Vera y Victoria’ ha sido publicado por la editorial André Frère Éditions y se puede adquirir a través de este enlace. La próxima inauguración de la exposición será el 8 de marzo en la galería Retine Argentique de Marsella (Francia)
publicado en: http://sinetiquetas.org