viernes, 24 de marzo de 2017

#EURODRAMA: UCRANIA PROHÍBE QUE LA RUSA DE EUROVISIÓN ENTRE AL PAÍS

Por
 Hidroboy
                                                            
Ucrania prohíbe a la representante rusa en Eurovisión asistir al festival porque consideran que entró ilegalmente en el país en 2014 cuando participó en un concierto en Crimea.
Sabíamos que lo de Ucrania y Rusia en Eurovisión iba a ser un drama. Y efectivamente, lo está siendo.
Rusia había elegido ya a su representante en el festival de Eurovisión de 2017 que se celebrará en Mayo en Kiev. La chica, Julia Samóylova, iba a ir al festival a cantar una canción aburridísima; y digo “iba” porque Ucrania le acaba de decir que tiene prohibida la entrada al país.
Resulta que en Ucrania hay una ley que castiga a los que entraron previamente sin autorización en el país con penas de hasta tres años de cárcel. Samóylova participó en 2014 en un concierto en la península de Crimea, que ya sabrás que ese año los rusos se la anexionaron y eso provocó un conflicto bastante importante con las autoridades ucranianas. Por “conflicto bastante importante” me refiero a una guerra.
Pues como Samóylova estuvo en ese concierto y Ucrania considera que Crimea sigue siendo su territorio, entienden que entró ilegalmente en el país con lo cual no puede volver a entrar; lo que implica que está vetada de facto tanto en el país como en el festival. Ucrania ya había elaborado una lista de cantantes rusos que no podrían acudir al festival si eran seleccionados precisamente por este motivo, pero los rusos miraron la lista, se bebieron un vodka y pasaron de todo.
Rusia se ha negado a buscar un sustituto y argumentan que como los ucranianos no quieren dialogar y además se pasan las leyes internacionales por el forro, van a acudir al comisario de los Derechos Humanos del Consejo de Europa (hay que tenerlos cuadrados para ser Rusia y hablar de Derechos Humanos) y a la ONU porque “se trata de algo inaudito“. “Es el enésimo acto indignante, cínico e inhumano de las autoridades ucranianas“, ha dicho el viceministro ruso de Asuntos Exteriores.
La UER, por su parte, pues no puede hacer nada si realmente los ucranianos vetan a Julia Samóylova. Básicamente porque, como han dicho en un comunicado, tienen que respetar las leyes del país anfitrión. Lo que sí han dicho es que es una decisión decepcionante porque “va tanto contra el espíritu del concurso como del principio de inclusión que está en el centro de sus valores“; que todo tiene mucha gracia porque Eurovisión se creó como una forma de unir a los países europeos después de la II Guerra Mundial.
Salvo que ocurra un milagro (que no tiene pinta), 2017 podría ser el primer año que Rusia no participa en Eurovisión desde 1999.
(Por cierto, rusos: hay que ser cutre para enviar como “official video” una actuación en directo con el playback por encima)
Fuente: ABC
http://estoybailando.com