lunes, 17 de abril de 2017

CIDH alerta sobre los crímenes contra comunidad LGBT


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos hizo un fuerte llamado de atención por los 41 asesinatos de personas LGBT que se han registrado este año en los países miembros de la OEA. Hace referencia a dos casos ocurridos en Colombia.

                           
Dada la abultada cifra de crímenes contra miembros de la comunidad LGBT, mediante un comunicado de prensa, la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) solicitó a los estados miembros de la OEA investigar los hechos para que no queden impunes.
Según información del organismo defensor de los derechos humanos, en lo que va corrido del año, se han registrado al menos 41 crímenes contra personas pertenecientes a la comunidad LGBT en Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Estados Unidos y Venezuela.
En el país, el 29 de enero se registró el asesinato de Silvana Pineda, una mujer trans de 34 años asesinada a manos de sicarios en las calles de La Dorada, Caldas. Del mismo modo, a comienzos de este mes, el cadáver de Johnny Mercado Ballestas, de 36 años, fue encontrado en estado de descomposición, amarrado, amordazado y con claras señales de tortura, en Barranquilla.
En Colombia, la situación es alarmante desde hace tiempo. Según el informe "Cuerpos excluidos, rostros de impunidad", realizado por Colombia Diversa y las organizaciones Santa María y Caribe afirmativo, entre 2012 y 2015 se registraron 405 homicidios de personas LGBT a lo largo y ancho del territorio nacional.
Según datos del CIDH, mientras el 80% de las personas trans asesinadas entre enero de 2013 y marzo de 2014 tenían 35 años de edad o menos, las mujeres trans asesinadas desde el 1 de enero de este año tendrían un promedio de edad de 28 años.
“Esta situación es preocupante e insostenible”, dijo el Comisionado Francisco Eguiguren Praeli, relator de la CIDH. “Los altos índices de ensañamiento y crueldad podrían deberse a que los autores hayan actuado motivados por el prejuicio. Es menester que no haya lugar a la impunidad y se logre reparar a las víctimas y a sus familiares”, agregó.
La CIDH recomendó desarrollar directrices para determinar si los crímenes están siendo motivados por prejuicios en contra la identidad de género real o percibida de las víctimas. Así mismo se exigió que las autoridades cumplan su deber al investigar este tipo de hechos y al sancionar a quienes sean responsables. 
publicado en: http://www.elespectador.com