lunes, 1 de mayo de 2017

La comunidad LGBT lucha cada día en Puerto Rico para ser aceptada por la sociedad

SAN JUAN. Contra viento y marea, enfrentando discriminaciones por su orientación sexual e identidad de género y hasta vistos como balón político, la comunidad LGBT en Puerto Rico lucha a diario para que ser aceptada en la sociedad.
Pedro Julio Serrano, portavoz de la organización en favor de los derechos humanos “Puerto Rico para todos” y líder de la comunidad LGBT en la isla durante los pasados 20 años, dijo hoy en entrevista con Efe que se siente satisfecho de lo conseguido a base, recordó, de mucho esfuerzo.
Serrano apuntó hitos obtenidos por la comunidad LGBT como el matrimonio entre personas del mismo sexo o leyes locales que impiden discriminación por razón de género y la protección de la violencia doméstica en relaciones entre estos grupos.
Igualmente, Serrano destacó la aprobación de incluir a parejas del mismo sexo en un solo plan médico y las enmiendas a la Ley deCrímenes de Odio, que tipifica como crimen de odio cualquier delito que se haya cometido por prejuicio en contra de cualquier persona miembro de la comunidad LGBT.
“Yo creo que hemos hecho mucho. Pero hay cosas como el matrimonio igualitario que pasó tan pronto y que pensaba que tardaría más”, indicó Serrano.
Resaltó otro objetivo importante al lograr detener los intentos por eliminar el término de identidad de género cada vez que se crea una ley en Puerto Rico.
“Hemos logrado más de lo que creíamos porque hemos sido enfáticos de proteger a todos o ninguno”, sostuvo.
Por ejemplo, mencionó que la organización “Puerto Rico para todos” lideró un movimiento en contra de una ley que prohibía la discriminación hacia cualquier persona por su orientación sexual, pero dejaba fuera a la identidad de género.
De acuerdo al estudio “Por la vía de la exclusión”, realizado por la Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico, indica que más del60 % de algún miembro de la comunidad LGBT en la isla ha recibido algún rechazo discriminatorio al buscar algún servicio público.
“Aun así falta muchísimo”, aseguró Serrano, dando ejemplo de otras propuestas a favor de la comunidad, como el que los trans puedan cambiar su identidad de género en sus certificados de nacimiento, que se convierta en ley y no se quede como una orden administrativa el que los homosexuales puedan adoptar.
Serrano pidió además a la Legislatura local a que enmiende e lCódigo Civil local e incluya en ella la definición de matrimonio igualitario.
El colectivo fue respaldado por el pasado gobernador, Alejandro García Padilla, por firmar varias órdenes ejecutivas, entre ellas, restablecer la perspectiva de género en las escuelas, un protocolo para atender los crímenes de odio y el permitir que los estudiantes transexuales puedan usar el uniforme y el baño que deseen.
Con el cambio de gobierno a uno más conservador del Partido Nuevo Progresista (PNP) las cosas han cambiado.
Serrano se ha expresado en diversas ocasiones en contra de las posturas de los líderes del PNP, incluyendo al actual gobernador, Ricardo Rosselló, desde que este presentó en septiembre pasado su plataforma de gobierno y no incluyó “nada nuevo” para la comunidad LGBT.
De igual modo, el 2 de enero -día en que Rosselló juramentó como gobernador-, Serrano tronó contra este, cuando anunció que eliminaría la carta circular de perspectiva de género del Departamento de Educación que había firmado el saliente gobernador García Padilla.
“La equidad de género tiene como norte que las mujeres y los hombres, independientemente de sus diferencias biológicas, tengan derecho a acceder con justicia e igualdad al uso, control y beneficio de los mismos bienes y servicios de la sociedad; así como a la toma de decisiones en los ámbitos de la vida social, económica, política, cultural y familiar”, reza la primera carta

En la segunda carta se daban las pautas para que se permitiera alos estudiantes, o a sus padres, seleccionar el uniforme que deseanusar de acuerdo con su identidad de género con independencia del sexo.
Serrano también se expresó contra el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y rechazó cuando el líder senatorial eliminó los derechos de los empleados transgéneros y transexuales delSenado, mientras que al presidente de la Cámara de Representantes lo criticó por la nueva ley de adopción que descarta incluir a las parejas del mismo sexo.
Por su parte, la activista transexual Ivana Fred, dijo a Efe que la comunidad que representa no ha obtenido tantos logros como los gais o las lesbianas por la falta de invisibilidad y marginación contra ellos.
“Todo eso crea una resistencia frente a cualquier ser humano tradicional. La comunidad transexual ha sido utilizada y nos han tenido como marioneta, en una batalla de ‘pulseo’, porque los que sufrimos somos nosotras”, sostuvo la directora del Centro Comunitario LGBT y la Butterflies Trans Foundation.






publicado en: https://www.diariolibre.com