sábado, 8 de julio de 2017

La OMS alerta sobre el retorno de la gonorrea (y esta vez no podrá ser tratada)

Con 78 millones de nuevos casos anuales en todo el mundo, es una de las enfermedades de transmisión sexual más habituales. Y la situación, recuerdan, tan solo va a ir a peor

 

 Este viernes, la Organización Mundial de la Salud ha llamado la atención en un comunicado sobre el grave problema que puede suponer a corto plazo la gonorrea, la enfermedad infecciosa de transmisión sexual que inflama las vías urinarias y los genitales, el recto y la garganta. Especialmente peligrosa para las mujeres –provoca infertilidad o enfermedad inflamatoria pélvica y aumenta las posibilidades de contraer sida–, se trata de una de las ETS más comunes, con 78 millones de casos nuevos cada año en todo el mundo. En España, en 2014 se diagnosticaron más de 4.000 casos, una tasa que cuadruplica la del año 2000.

 El problema, esta vez, no es tan solo su rápida difusión, sino la imposibilidad de tratar la enfermedad con antibióticos. Como explica la doctora Teodora Wi, especialista en Reproducción Humana de la OMS, “las bacterias que causan la gonorrea son particularmente inteligentes”. Ello se traduce en que mutan rápidamente para hacerse inmunes a los nuevos tratamientos antibióticos. En algunos países desarrollados se han dado casos de mutaciones de la enfermedad que la hacen intratable. Uno de ellos, como señala una investigación publicada en 'PLOS Medicine', es España. Concretamente, en Cataluña. Hay dos casos similares en Japón y Francia. “Son casos que pueden transmitirse e infectar a otras personas”, ha recordado Wi a los medios de comunicación.

 Apenas hay tres nuevos tratamientos en desarrollo, ya que se trata de “un área terapéutica que carece de interés comercial”

 Las mutaciones han sido identificadas en países desarrollados porque es de donde se dispone de un mejor registro. “Estos casos pueden ser simplemente la punta del iceberg, ya que los sistemas para diagnosticar y reportar infecciones intratables no existen en países con ingresos más bajos, donde la gonorrea es de hecho más frecuente”. Como señala el estudio, “el número de infecciones gonocócicas está aumentando rápidamente en todo el mundo”. Y no hay una solución a la vista para ello, ya que tan solo hay tres nuevos tratamientos clínicos en desarrollo, puesto que se trata de “un área terapéutica que carece de interés comercial”.

 Las "super bacterias" convertirán en intratables infecciones comunes








Miguel Ayuso